16 feb. 2014

COMUNICADO SOBRE LOS SUCESOS VIOLENTOS DE FEBRERO


El COLECTIVO PSICÓLOGOS Y PSICÓLOGAS POR EL SOCIALISMO acuerda expresar su más profundo rechazo a los actos de violencia, especialmente aquellos que sucedieron el día 12 de febrero de 2014 en algunas ciudades del país y principalmente en la ciudad de Caracas después de la marcha convocada por sectores estudiantiles de oposición, actos promovidos y estimulados por líderes de la extrema derecha, como Leopoldo López y María Corina Machado y que tuvieron como saldo tres ciudadanos venezolanos muertos y decenas de heridos.

Estos hechos violentos son parte de planes desestabilizadores que responden a sectores nacionales e internacionales que ven afectados sus intereses y proponen la salida de un gobierno democrático, constitucionalmente electo por la mayoría del pueblo venezolano.

Ante estos acontecimientos tan graves, nos extraña el silencio de la Iglesia, de las diferentes autoridades universitarias y de los partidos de oposición que han tenido un papel protagónico en elecciones recientes realizadas en el país y que, aun cuando sabemos que son opositores al gobierno, no muestran una postura crítica clara y contundente de rechazo frente a estos actos de violencia ni tampoco señalan a quienes claramente los promueven. Por el contrario, sus declaraciones son ambigua, difusas y excesivamente diplomáticas, lo que demuestra su complacencia ante los graves hechos de violencia que aún no terminan.

Hacemos un llamado a los medios de comunicación para que suministren información veraz, con fuentes confiables; para que no generen confusión ni inciten a la violencia, ni tampoco distorsionen la realidad de un país donde las mayorías populares, antes invisibilizadas, ahora tienen la palabra y tratan de construir con este proceso una sociedad que promueva la paz, la vida, la solidaridad y el interés colectivo.

Como psicólogos y psicólogas conocemos el impacto individual y colectivo de los mensajes que se transmiten a través de las redes sociales. Estos mensajes también forman parte de esa agenda política desestabilizadora y, en tal sentido, hacemos un llamado a la conciencia crítica de la colectividad a hacer un uso racional de las redes sociales, evitando mensajes y contenidos con alta carga de odio y agresividad, a no promover ni hacerse eco de informaciones que generan angustia e incertidumbre en la población, que deforman la realidad y que conducen a una mayor conflictividad.

Rechazamos la criminalización de las diferentes formas de organización social y política, particularmente de los colectivos, ya que de manera reiterativa e irresponsable están siendo asociados a los hechos violentos y, como en el pasado, lo que se pretende es culpabilizar a agrupaciones y a la población que apoya al gobierno.

Finalmente, rechazamos de manera contundente la violencia en todas sus formas de expresión. Sabemos que la mayoría del pueblo venezolano no se deja ni se dejará arrastrar por el camino de la violencia y que el pueblo sabrá enrumbarse por sendas mejores.

Hacemos un llamado a la sensatez, al sentido común a nuestra historia de libertadores, orgullo de nuestra estirpe latinoamericana y caribeña. El pueblo venezolano merece vivir en paz, con la opción política que ha decidido tener de manera democrática y que le ha dado un papel protagónico de participación y de organización popular para el logro de una vida digna, con mayor justicia social.

LA PAZ SE CONSTRUYE CON TRABAJO, ESTUDIO, TOLERANCIA Y SOLIDARIDAD
Publicado en Ciudad Caracas, 22 febrero 2014

No hay comentarios.:

Publicar un comentario