3 de feb. de 2015

CARLOS NOGUERA: SE NOS FUE UN MAESTRO



Por ahora me despido, querido diario, porque dicen que el sueño,
es el primer secreto de la belleza
Carlos Noguera

Desde el colectivo de psicólogas y psicólogos por el socialismo  lamentamos profundamente la partida física de nuestro maestro, amigo, poeta, escritor, camarada y colega Carlos Noguera, quienes tuvimos la dicha de haberlo conocido como profesor, jamás saldrá de nuestros corazones, nos formaste desde la ética, el respeto, la seriedad y el amor por nuestra tarea, quienes lo leímos lo llevaremos en el alma, en sus historias como parte de nosotros y nosotras, los amigos lo tendremos siempre en la risa, en sus letras, sus consejos, su mano cálida solidaria y su apoyo siempre oportuno, con su pausa siempre coherente con la razón y el amor, su  hermoso andar por los caminos de la patria con el compromiso de un mundo mejor hizo que nos reencontráramos en la lucha…

A su compañera Juliana ,colega y amiga, todo nuestro amor, comprensión y fuerza, a sus hijos, hijas, su familia toda, sus amigos..

Lo despediremos el jueves 05 desde el medio día y hasta las 6 de la tarde en la capilla monumental del cementerio del este.

hasta siempre amigo, 
maestro...
nuestro profe querido ...buen viaje

PSICOLOGÍA DE LA GUERRA ECONÓMICA




INTRODUCCIÓN
Es por todos conocido, que contra el proceso bolivariano cursa una Guerra Económica en donde se ataca, en primer lugar, al pueblo mismo. Resulta ingenuo creer que la situación crítica planteada es producto del azar, quiero decir; las colas y las compras compulsivas parecieran ser una consecuencia predicha. A mi manera de ver los laboratorios de guerra sucia y los Think Tanks han estado calculando nuestro comportamiento para poder llevar adelante ésta Guerra Económica.
Los componentes psicológicos asociados a esta Guerra económica son: colas que generan incomodidad, ansiedad que producen compras compulsivas; miedo a perder; depresión con sus componentes de tristeza e irritabilidad. Es fácil prever que con conductas depresivas que incluyen irritabilidad, la violencia se haga posible. Los conceptos que a continuación expondremos nos sirven de base para lo anteriormente expuesto.   
CONDUCTAS QUE SE PUEDEN PREDECIR
Dan Ariely es un profesor de psicología y conductas económicas nacido en Estados Unidos y criado en Israel, y ha investigado sobre el tema de la Economía Conductual. Uno de los conceptos desarrollados por Ariely es el de “Coherencia Arbitraria”.  La idea básica de este concepto es que aunque el precio que se asigna a un producto sea totalmente arbitrario e injusto, una vez que lo hemos fijado en nuestra mente, tenemos una tendencia a comparar el resto de los precios con éste. Es decir, ese primer precio se convierte en un anclaje a partir del cual valoraremos el resto de los productos. Esto determina la estructuración de un patrón. Con esta ponderación medimos los demás productos.
Nos atrevemos a proponer que el concepto de Coherencia Arbitraria puede ser desarrollado a otros niveles. En este escrito creemos que si los precios exhiben una tendencia, el patrón que se estructurará en la mente de los consumidores en justamente esa tendencia (algo así como: “es que sube de precio todos los días”). Justamente lo que pasó con el dólar paralelo, el cual todos los días iba subiendo paulatinamente de valor y éste servía de base (arbitraria) para fijar todos los demás precios de todos los productos. Como los productos exhibían una tendencia a subir de precio más o menos estructurada o más o menos definida, el consumidor asumió que esa tendencia (subir de precios) era lo natural y lo estructuró como patrón. Por eso se creó una “Coherencia Arbitraria” y el consumidor asumió como natural la subida de los precios llegando incluso a mostrar precios realmente exagerados y ridículos. Pero eso formó un patrón cognitivo y la tendencia de los consumidores se basa en lo que tenga almacenado cognitivamente como patrón. Por eso, vemos distorsiones graves como el sujeto que compra el día de hoy algo pagando un precio exagerado y lo compra contento y piensa: “menos mal que lo conseguí a ese precio, que aunque es alto, sé que mañana va a costar el doble”. A mi manera de ver, la “Coherencia Arbitraria” explica esta aberración en la conducta del consumidor. Y creo que los laboratorios de guerra sucia ya se han paseado por este concepto para predecir nuestra conducta ya que, en palabras de Ariely, los consumidores somos “previsiblemente irracionales”. Así que creo que la conducta de hacer colas y de pagar precios exorbitantes ya estaba predicha.
La coherencia arbitraria se apoya sobre patrones rígidos de conducta. Debemos aprender a ser flexibles y a no estructurar patrones de consumo que sean fácilmente predecibles porque pueden ser usados en nuestra contra.  
Otro elemento que determina la aparición de las colas es lo que llama Ariely “El gregarismo” que se refiere a repetir las conductas de los demás. Si queremos que una conducta se instaure en la población solo tenemos que hacer que un grupo de personas la repita. Las personas van a tener la tendencia a realizar las conductas que hacen los demás. Así, si vemos a un grupo de personas haciendo cola la tendencia general va a ser la de hacer cola con las demás personas. No es infrecuente ver a un grupo de personas haciendo cola antes de que abra un supermercado sin saber qué es lo que se venderá. Así, el gregarismo es otra variable que legitima las conductas que soportan la guerra económica.
Un buen análisis acerca de nuestras verdaderas necesidades romperá con el patrón del gregarismo. Esto es, saber qué es lo que verdaderamente necesitamos les dará menos oportunidades de manipulación a los responsables de la guerra económica.
Otro concepto interesante que desarrolla Ariely, es que los seres humanos tenemos la tendencia a sobrevalorar lo que tenemos. Así, si una persona tiene un determinado vehículo que se valora en, por ejemplo, Bs. 100. La persona tendrá la tendencia a creer que su vehículo vale más de Bs. 100 y con respecto a los demás vehículos de la misma categoría, creerá que valen menos de esa suma. Esta tendencia hace contacto con el dólar paralelo que nos dio a todos la falsa ilusión de que tenemos una pequeña fortuna. Así una persona que tiene un apartamento en una zona popular tendrá la tendencia a tasar su propiedad a ese dólar. Esto le hará sentir que su propiedad se revalorizó, cuando en realidad esta devaluando su moneda porque los demás también van a querer tasar su propiedad a ese tipo de cambio. Así, vemos distorsiones como alguien que cree que su apartamento en Caricuao vale 5 millones de bolívares porque una página anónima que no respeta ninguna ley de la República ni de la economía le dijo que el dólar valía Bs. 200.  
COROLARIO
Por lo anterior resulta fácil entrever que las conductas de hacer cola y las conductas de compras compulsivas ya habían sido predichas. Por tanto podemos romper con esos esquemas y para ello vemos que los conceptos derivados de la Economía Conductual parecen explicar algunos comportamientos que aparecen como consecuencia de la Guerra Económica. No pretendemos explicar todas las conductas con este abordaje pero podemos dar cuenta de algunas de ellas y ofrecer a la población algunas alternativas psicológicas para sobrellevar y entender la guerra Económica.  
Al mismo tiempo recordamos que la tendencia general de la mente es a aferrase a las cosas (apego), es a partir del apego que nos incomoda el desabastecimiento. Tenemos que aprender a vivir sin apego, debemos desarrollar el desapego para que no nos manipulen por esa vía. Remito al lector al primer artículo de esta serie “Alternativas psicológicas para sobrellevar la Guerra económica”, en el que se ofrecen herramientas para no caer en la manipulación conductual que aparece a consecuencia de la Guerra Económica tales como las colas y las compras compulsivas. El sustrato de todo esto es que tenemos una mente que trata de apegarse a todo. Aprender a vivir con desapego es determinante en estos tiempos difíciles. Debemos desarrollar entonces una especie de “Indiferencia Ignaciana”. San Ignacio de Loyola propugnaba no caer en las redes de las cosas mundanas sino dirigir todas nuestras energías al desarrollo espiritual, y para ello la Indiferencia Ignaciana (no caer en el apego) es determinante.
Tenemos herramientas que nos facultan para salir con éxito de esta nueva arremetida de la derecha, el desapego es una de ellas, aprendamos a vivir en desapego.
27/01/2015
Lic. José Garcés
Psicólogo Clínico


A GOZAR UNA OLA (Y PARTE DE LA OTRA) CON LAS COLAS



La contrarrevolución ha pretendido neutralizar nuestra comprensión de la realidad, para encubrir la dominación así como la agresión que vivimos y afectar nuestra emocionalidad, como objetivo actual del poder. Pero se van a caer de un coco. Con cola y saboteo, con la revolución y Maduro nos resteamos.
Propongo que cuando vayamos a hacer alguna cola (para lo que sea):
  • Nos vayamos con algún amigo (a) para conversar, en la misma, sobre el formato chileno que quieren aplicarnos (y que no lo lograrán);
  • Vayamos con un radio y prendamos Radio Nacional;
  • Llévate tres panas más, un dominó, que salga la cochina y a darle zapato a la violencia y al odio;
  • Que los colectivos de cine – club lleven su video proyector, una pantalla y a proyectar "La Batalla de Chile";
  • Si tienes carro, prende la radio y ponte a bailar salsa cabilla o reggae o bolero o rock o vallenato o lo que sepas bailar; y si no sabes bailar, igualmente baila, que la vaina no es un concurso sino tumbarles su plan;
  • Si no tienes novia (0), ponte a preguntar en la cola quien quiere tener un romance colero (mientras dure la cola) o fundar una familia contigo;
  • Pregunta quien de la cola es chavista, pónganse juntos y hagan una competencia a ver quién se sabe más artículos de la constitución, ya que tú eres bueno(a) haciendo mercado;
  • Pónganse a farandulear y conversen sobre quien es más sinvergüenza y capitalista: si Gustavo Cisneros o Machado Zuloaga;
  • Llevémonos un libro de Gioconda Belli, Luis Britto García, Karel Kosic, Orlando Araujo, Francisco Pividal, (sobre) Bolívar, Theotonio Dos Santos, José Roberto Duque, Gustavo Pereira o el Cayapo y leamos en voz alta (sin abusar).
  • Pidámosle a nuestros hijos (esto es para los más mayorcitos) que nos graben en los celulares varias canciones de Gino Gonzáles y la ponemos en la cola;
  • Ensaya tus cualidades de orador(a) dando un discurso en plena cola sobre lo contrarrevolucionario que resulta comprar un bulto de harina pan, 16 rollos de papel para el fundillo, 12 desodorantes, 60 paquetes de pañales, 18 bolsas de jabón para lavar, o mucho de cuanto producto saque un especulador o acaparador para ponernos a hacer cola;
  • No estaría de más que Ciudad Caracas saque un encartado con los logros de la revolución y nos dediquemos a leérselos a quien quiera pescar en río revuelto en la cola;
  • Hazte acompañar por una persona de la tercera edad - que no sea un desclasado – y pregúntale como era eso de que en la 4ta la gente comía perrarina o agredían a los viejitos o torturaban y desaparecían a los revolucionarios o mandaban las amantes de los presidentes o hacían barracas para los damnificados o regalaban el petróleo o disparaban primero y averiguaban después o allanaban las universidades o lo que sea que te quiera contar de esa época;
  • Es decir, enfrentemos a la agresión colística con jodedera revolucionaria, accionar y osadía chavista.
Por otra parte, los venezolanos estamos siendo víctimas de variantes de guerra que son exclusivamente acciones militares o bélicas. Nos enfrentamos a guerra económica, financiera, mediática, petrolera, comercial, diplomática, etc. Ello significa que en nuestras organizaciones sociales deberíamos estar desarrollando foros, conversatorios, cine foros, murales, panfletos, programas radiales y televisivos, obras de teatro, componiendo canciones, entre muchísimas otras actividades, sobre estos tipos de agresiones que nos están aplicando. Yo creo que no hacen falta expertos para conducir un conversatorio en un barrio: basta que sea gente honesta y humilde.
También creo que nuestros centros de estudio deberían estar diseñando (y educándonos todos) sobre estas variantes de guerra. Que se investigue sobre estas nuevas realidades y se propongan soluciones. Se requieren nuevas unidades curriculares, docentes, espacios de aprendizaje, programas de formación, especializaciones y postgrados que den cuenta del nuevo contexto y la actual lógica, fase y dinámica del capital, de las corporaciones y del poder imperial.
No creo que haga falta la aprobación del CNU para implementar iniciativas de ese tipo. Chávez nos enseñó que había que romper reglas, dar giros estratégicos y crear, inventar, ensayar, corregir, luchar, batallar y vencer , pero unidos. Las misiones son un claro y revolucionario ejemplo de ello.
Lo anterior va para los entes señalados pero también alude a nuestras familias, al PSUV, a los cristianos de verdad verdad, a los ministerios, organismos descentralizados o a cuanta gente o institución con el suficiente coraje y voluntad política o patriótica para asumir tal ensayo.
Aun así, creo que lo anterior es una reacción a la agresión de la cual somos víctimas y que por cierto, debe durar mucho, tomando en cuenta la consideración del Che cuando nos advirtió que, una revolución cuando es verdadera, triunfa o la asesinan. Por ello es necesario reflexionar en la reunión de Chávez con sus ministros el día 20 de octubre del 2012, más conocido como "Golpe de Timón".
Allí nos regañaba en torno a ponerle el nombre de socialista a cuanta cosa se hacía sin que realmente tenga el contenido, el espíritu, la metodología y la visión socialista. Por ello es necesario seguir pensando y ensayando propuestas verdaderamente socialistas: a favor del pueblo, en colectivo, donde prive el valor trabajo, la relación con los otros sea de cooperación, solidaridad y amor, con respeto a la naturaleza, con visión del todo, integracionista o continental.
Es decir, la pregunta es: ¿Cómo es y cómo construimos la universidad socialista?...el Consejo Comunal Socialista, la Comuna Socialista, la familia socialista, la relación socialista, el cine socialista, la economía socialista, la recreación socialista, la educación socialista, el trabajo socialista, la Moral Socialista, la PATRIA SOCIALISTA? Y comenzar a hacerlo. Algún día llegaremos y lo lograremos.
Frente a la agresión fascista y contrarrevolucionaria, jodedera revolucionaria, osadía chavista y trabajo socialista.
 Lic. Fernando Pérez
Psicólogo clínico

ALTERNATIVAS PSICOLÓGICAS PARA SOBRELLEVAR LA GUERRA ECONÓMICA




Si la Guerra Económica continúa en este 2015 entonces tenemos que esperar más desabastecimiento y carestía, además de precios altos.
Al margen de los esfuerzos que eventualmente haga el Gobierno para contrarrestar los efectos de la guerra económica nosotros como ciudadanos podemos desarrollar nuestras propias estrategias, esta vez desde el ámbito psicológico.
Se trata de un esfuerzo personal e interior que nos preparará para futuras situaciones que en lo personal se nos pueden presentar, y además nos puede servir para identificar áreas de nuestra personalidad que ameritan atención.
Las técnicas psicológicas que a continuación se ofrecen son derivadas del abordaje budista de la conducta humana, esto es de la psicología budista. Hay una línea divisoria muy tenue entre las prácticas psicológicas y las prácticas espirituales, este ensayo se establece una relación entre ambas.
LA NATURALEZA DE LA MENTE.
La mente humana tiene dos grandes tendencias para manejar todas las cosas: el apego y el rechazo. Es decir, o nos aferramos a las cosas o las rechazamos abiertamente. Cualquiera de las dos tendencias es negativa.
El apego.
Cuando nos apegamos a las cosas creemos que el objeto de apego es la única razón de nuestra felicidad y en cuanto comenzamos a desearlo, en ese mismo momento comenzamos a desarrollar el miedo de perderlo. Por eso, el apego es una de las fuentes del sufrimiento. Debemos aprender a vivir sin apego y de esta manera estaremos eliminando una importante fuente del sufrimiento.
Por el apego creemos que hay cosas sin las cuales no podríamos vivir. Pensamos que estas cosas nos hacen mucha falta, tanto que si nos faltaran no sabríamos qué hacer. En realidad lo que sucede es que estas cosas están bajo el dominio del apego, y la verdad es que para vivir nos hace falta muy poco. En realidad para vivir no nos hace falta la arepa hecha con Harina-Pan aunque estemos acostumbrados a vivir con ella.
Los apegos vienen encadenados a otros apegos y generan apegos de segundo grado. Estos conforman una estructura de vida de la que pocas veces nos damos cuenta que existe.
El rechazo
Cuando rechazamos lo que no nos gusta aparece la segunda fuente de sufrimiento. En esa situación desplegamos una gran cantidad de estrategias que generan una gran carga de angustia para tratar de eliminar aquello que no nos gusta. Sin embargo, la gran mayoría de las veces no logramos eliminar el objeto aversivo, y éste permanece a nuestro lado causándonos molestia, rabia, y llenándonos de ansiedad y frustración. El rechazo es la segunda fuente de sufrimiento por eso debemos aprender a vivir sin aversión. El objeto que rechazamos puede convertirse en un muy enriquecedor maestro.
El Ego
El Ego viene a ser una especie de resultado de la mezcla de las dos tendencias de la mente anteriormente descritas. Es con el Ego que nos apegamos a las cosas que nos gustan y rechazamos las cosas que no nos gustan. Pero también, a partir del Ego tenemos la tendencia a recibir reconocimiento. Nos gusta que se nos reconozca, que se nos apruebe; todo esto es manifestación de la tendencia general del Ego que es, justamente, la tendencia a sentirse importante. Es justamente sobre el Ego que actúa la guerra económica a través del dólar negro. La ilusión del dólar negro nos hace creer que tenemos una riqueza con nuestras propiedades, que de la noche a la mañana nuestras propiedades se sobrevaluaron. Todos tenemos alguna propiedad que, en virtud de la guerra económica, se nos ha inculcado la tendencia a valorarla por medio del dólar negro. Independientemente de lo depreciado que esté un artículo lo tasamos a dólar negro. Independientemente de los subsidios que tenga un producto lo valoramos a dólar negro. Nuestro Ego se infla como se infla el dólar negro. Mientras más caro esté el dólar paralelo más importante nos sentimos al creer que tenemos una propiedad que vale mucho dinero. Esto solo genera una espiral de pobreza porque las cosas que los demás tienen también las sobrevaloran artificialmente como se sobrevalora artificialmente el dólar negro.
TÉCNICAS PARA MANEJAR LA GUERRA ECONÓMICA
  1. Manejar los apegos. Tenemos la tendencia a apegarnos a ciertos productos. Creemos que moriríamos si nos faltaran ciertas cosas ¿Qué pasaría si lográramos generar desapego con productos como la Harina-Pan? Los productos que escasean son los que más apego han generado.
  2. Manejar la aversión. Las cosas negativas pueden ser una fuente importantísima de conocimiento. No debemos rechazar las cosas negativas sino más bien entender el mensaje que nos trae. ¿Qué pasaría si no rechazáramos aquello que nos molesta sino que lo aceptáramos para desarrollar ecuanimidad?
  3. Conocer los desafueros del Ego. Las contingencias actuales nos pueden servir para observarnos y conocernos. Observar por ejemplo: con qué nos consolamos cuando tenemos alguna frustración de las que genera la situación económica. ¿Es este consuelo válido? ¿Es real? ¿Es permanente? ¿Es verdadero? Aprender a manejarnos sin apegos y sin aversión, es decir, con ecuanimidad, hace que seamos más felices.
  4. Aprender meditación. A partir de la meditación podemos alejarnos de los apegos y podemos tolerar nuestras aversiones. A partir de la meditación sabremos cómo ser ecuánimes y podremos traer paz a nuestra mente.
CONCLUSIÓN
En este principio de año ya estamos sintiendo los efectos de las exageraciones y distorsiones que a nivel económico ocurren. Debemos prepararnos psicológica y espiritualmente para sobrellevar la guerra económica y que ésta tenga mínimos efectos sobre nosotros. Explicar las bondades de las técnicas descritas en un artículo de tres páginas es imposible, debe hacerse un ejercicio vivencial de las mismas. Las técnicas ofrecidas representan solamente el abordaje psicológico y espiritual, y deben complementarse con decididos esfuerzos en lo económico por parte del Ejecutivo Nacional. Esperamos que con estas propuestas podamos ayudar a mucha gente a sobrellevar la guerra económica y las distorsiones de la economía en este año 2015.
Lic. José Garcés
Psicólogo Clínico
07 de enero 2015