19 de mar. de 2015

DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO VENEZOLANO


DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO VENEZOLANO

América Latina, marzo 14 de 2015

La Unión Latinoamericana de Entidades de Psicología –ULAPSI- como organización comprometida con la paz, los derechos humanos y el respeto de las diferencias, expresa su preocupación por las recientes declaraciones del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica en donde señala a Venezuela como una amenaza para su seguridad interna.

Creemos que es sumamente grave para el continente latinoamericano y para la paz de la región el clima de tensión y el escalamiento de las hostilidades que esta declaración supone.

Como psicólogas y psicólogos estamos convencidas y convencidos de la necesidad de buscar salidas políticas negociadas a cualquier forma de conflicto.

Pero también sabemos que dichos mecanismos de solución pacífica de los conflictos y de respeto mutuo entre las naciones pasa necesariamente por el respecto a la soberanía de los pueblos y a sus formas soberanas de construcción de la democracia.

Por lo anterior, expresamos nuestra solidaridad al pueblo venezolano en general y a las psicólogas y psicólogos venezolanos que vienen trabajando por la construcción de mejores condiciones de vida para su pueblo.

Venezuela hace parte de nuestra Unión Latinoamérica y como tal cuenta con nuestro respaldo y nuestra solidaridad en la defensa de los derechos humanos, la paz, la democracia y la autonomía en sus asuntos internos.

Ratificamos nuestra vocación democrática y llamamos al respeto entre naciones a pesar de las diferencias que se puedan presentar.

CONSEJO DELIBERATIVO

UNIÓN LATINOAMERICANA DE ENTIDADES DE PSICOLOGÍA –ULAPSI-

13 de mar. de 2015

COMUNICADO ANTE LAS AMENAZAS DE EE.UU.



COMUNICADO DEL COLECTIVO PSICÓLOGOS Y PSICÓLOGAS POR EL SOCIALISMO
 ANTE LAS AMENAZAS DE EE.UU.
En estos momentos nuestra patria está siendo gravemente amenazada por los poderes fácticos representados por el presidente Barack Obama, quien desde el gobierno de los EEUU encarna los intereses hegemónicos del imperialismo contra un país que, en el ejercicio pleno de su soberanía, ha decidido con el voto popular transitar por caminos de mayor justicia social, independencia y autodeterminación.
Sabemos que el gobierno de los Estados Unidos condensa sus intereses en el petróleo venezolano por múltiples razones, ya que las reservas más grandes del planeta están en la Faja Petrolífera del Orinoco  Hugo Chávez. Con el argumento forjado de una supuesta violación a los derechos humanos de un gobierno que se esfuerza en la defensa de los mismos como uno de sus objetivos fundamentales, ​EEUU -que carga un historial pesado y oscuro en ese aspecto, por lo que no tiene moral alguna​ para opinar ni legitimidad para ​sancionar con esta excusa a ningún país del mundo- está construyendo las justificaciones para una intervención directa en nuestro territorio, como lo ha hecho en Irak, Libia, ​Siria, Ucrania.
La Revolución Bolivariana sentó las bases de la integración latinoamericana, de la lucha decidida y pacífica contra el neocolonialismo y el imperialismo. El Presidente Hugo Chávez, en su participación en la ONU el 20 de Septiembre de 2006, dejó clara la decisión soberana de nuestro pueblo de seguir adelante con el gobierno y el proyecto político social que ha reconocido y que está saldando la gran deuda social histórica con la población excluida por los gobiernos anteriores, que la mantenía en la miseria y en la desesperanza. El proceso que estamos viviendo, junto al Gobierno Constitucional del  Presidente Nicolás Maduro Moros, conforme a elecciones libres e incontrovertibles, está luchando por una vida con la mayor suma de felicidad posible para todos y todas.
No ha bastado con la guerra económica y la guerra psicológica a la que está siendo sometida la Revolución Bolivariana, sino que esta nueva y desproporcionada agresión es también una forma de acción psicológica que apunta a generar un estado de zozobra en la población por lo que pueda suceder dentro de nuestro territorio. El pueblo venezolano se mantiene en alerta permanente y como hijos de Bolívar, asumimos con plena conciencia la defensa de la patria y de los ideales bolivarianos que reafirman nuestra independencia y derecho a ser libres y soberanos.
Desde el Colectivo Psicólogos y Psicólogas por el Socialismo rechazamos unánimemente el decreto de la Casa Blanca que declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU., por considerarla una medida injerencista e imperialista que atenta contra nuestra soberanía. La intervención como medida persuasiva no está sujeta a derecho, ni para nuestro país ni ningún Estado independiente. Por medio de este comunicado proclamamos la paz, porque la defensa y preservación de la Revolución Bolivariana y de los procesos diversos de transformación que van desarrollándose en Latinoamérica y en  el mundo, es la mayor garantía de estabilidad y protección de nuestros pueblos y la Pachamama.
¡SOMOS UN PUEBLO DE PAZ, SOBERANO Y ANTIMPERIALISTA!
¡EXIGIMOS RESPETO A LA PATRIA DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLIVAR
  Y A NUESTRO PRESIDENTE NICOLÁS MADURO!

Caracas, 13 de marzo de 2015

SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO VENEZOLANO




CÁTEDRA LIBRE IGNACIO MARTÍN-BARÓ
Por una Psicología con compromiso social

Comunicado de solidaridad con el pueblo venezolano
Agredido por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica

Bogotá, Colombia marzo 12 de 2015

Cátedra Libre Martín-Baró desea expresar su absoluta e incondicional solidaridad con el pueblo venezolano ante la sistemática agresión de parte del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, incluyendo en la última etapa agresiones económicas, amenaza de operaciones militares y una guerra psicológica que busca causar daño, desorientación y zozobra al interior de Venezuela y fuera de ella.

Los niveles de cinismo y de doble moral del gobierno Obama son cada vez mayores. Ahora resulta que Venezuela es una amenaza para la seguridad de la mayor potencia militar del mundo. Absurda afirmación que busca justificar sus acciones violentas contra el pueblo venezolano y de paso contra el CONTINENTE LATINOAMERICANO.

Conscientes del daño a la salud psicológica de los pueblos que este tipo de agresiones sistemáticas genera, llamamos a las psicólogas y psicólogos del mundo a levantar no solo sus voces de rechazo sino a generar acciones colectivas de solidaridad para con el pueblo hermano de Venezuela.

La Psicología de Nuestra América Latina se compromete con la defensa de la paz, la soberanía y la libre autodeterminación de los pueblos. Por ello condenamos la tortura psicológica diseñada y aplicada por los gobiernos de Norteamérica contra nuestros pueblos. Se tortura generando miedo, desorientación y manipulación mental. Se tortura amenazando a gobiernos que no se han querido arrodillar ante los poderosos.

Nuestra Psicología dice “BASTA YA DE TORTURA PSICOLÓGICA CONTRA NUESTROS PUEBLOS”