11 jul. 2017

LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE DE VENEZUELA FRENTE A LA NECROPOLÍTICA MUNDIAL




El domingo 13 de junio caminaba por el parque Bolívar, en Caracas, y un grupo de jóvenes llamaron mi atención. “Ven, apoya a nuestra representante estudiantil para La Constituyente”, me interpelaron. “Soy mexicana”, les respondí, con cara de circunstancias. Enseguida, otro joven que me escuchó, a mi lado, replicó: “pero yo sí soy venezolano, no soy de este municipio pero sí puedo dar mi firma para el sector estudiantil”. Muy cerca, al otro extremo de la plaza, otro grupo de personas, en fila, aguardaba su turno para firmar en apoyo a sus representantes. Mientras en España el calendario marca verano, tiempo de sol y playa, en la caribeña Venezuela se alistan los diversos sectores nombrando a sus representantes para “La Constituyente”. Y por la televisión escucho: “oh eh oh oh ah ¡La Constituyente va!”.

Serán más de 500 voces las que integren esta Asamblea Constituyente. Entre ellas la de Delcy Rodríguez, recientemente nombrada Canciller de la Dignidad de los Pueblos. Cada sector (médicos, periodistas, agricultores…) tiene la oportunidad de elegir a los delegados responsables de llevar sus planteamientos para mejorar su Constitución. En Venezuela, a diferencia de México, los cambios trascendentes los hacen consultando a su población. La participación de la gente es real. Una amiga suiza me explicaba que en su país las consultas eran muy frecuentes y que alguna vez escuchó críticas porqué preguntaban por todo. En México, en cambio, el actual gobierno hizo reformas a nuestra Constitución que perjudican a la nación sin escuchar las miles de manifestaciones. Y, por supuesto, sin consultar a la población ni a los pueblos indígenas. Un país con más de 30 mil personas desaparecidas en 10 años no tiene una ley para respaldar a las víctimas pero en cambio el ejército cada día está más blindado, logra incrementos presupuestarios y mayores respaldos legales. El mundo al revés. 

La Constituyente de Venezuela es el reflejo de un país dotado de dignidad, que da la voz a su gente, que confía en su pueblo. La Constituyente muestra una actitud pacifista y democrática en momentos de dura crítica internacional y del avance de la necropolítica mundial. En este sentido, el ataque del 27 de junio en Caracas desde un helicóptero que lanzó granadas a edificios públicos es una agresión a este proceso ciudadano de participación popular. Es urgente respaldar a la población venezolana para que sus diferencias internas las diriman en las urnas. 

Los procesos democráticos se construyen paso a paso. Para Venezuela este 30 de julio será de participación en las urnas. ¡Qué mayor ejemplo de disposición al diálogo! ¡Qué mayor ejemplo de valentía! Desde aquí, les invito a mantenernos atentas a lo que sucede allá durante este mes de julio. Y les pido que lo hagamos en actitud de escucha y con interés por conocer cómo una población enfrenta activamente los obstáculos para fortalecer su democracia.


Cecilia Santiago Vera 
Psicóloga mexicana y activista por los derechos humanos, dedicada durante dos décadas al trabajo comunitario desde la perspectiva de una psicología social de la liberación. Ha trabajado con sobrevivientes de masacres perpetradas por paramilitares, con mujeres en situaciones de violencia, con poblaciones empobrecidas que pierden todo al paso de huracanes, con sobrevivientes de tortura y con personas injustamente encarceladas y sus familiares. Cecilia Santiago Vera es también integrante de la Red por una psicología “Nuestramericana”.


Publicado por gorka 3 Julio, 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario