15 ene. 2016

MÁS ALLA DE UNA COMPARACION VISUAL: PREJUICIOS SOCIALES, DISCRIMINACION Y RACISMO



Tomado del twitter @LCOLG Perteneciente a un profesor universitario  (07-01-2016)


A través de las redes circula mucha información como esta que vemos aquí. A simple vista, podemos observar las fotos de los ministros de economía de Venezuela y de Argentina y una “descripción”  de cada personaje. Se trata de un formato que denota el inmenso grado de superficialidad y manipulación con el que se ha venido “haciendo política” en los últimos tiempos y que, lamentablemente lejos de ayudar al debate fecundo, atiza la hostilidad y fractura la convivencia. Es por ello que nuestra primera reacción cuando recibimos este tipo de material es desecharlo de inmediato sin prestarle ninguna atención. Sin embargo y como para no perder la energía que hemos invertido en leerlo, puede resultar útil aprovechar este material para reflexionar sobre algunas cosas a través de un simple ejercicio que le proponemos al/la lector/a.

En primer lugar, podemos preguntarnos ¿quién elaboró este material y para qué lo hizo? La psicología nos enseña que cuando vemos una imagen de una figura humana (como por ejemplo, una foto) nuestro cerebro elabora lo que se llama la “primera impresión”, cuyos contenidos tienen muy poco que ver con la persona que esa imagen representa. En realidad, los contenidos de esa primera impresión muestran lo que nosotros pensamos y sentimos acerca de lo que “imaginamos” sobre esa persona. De esta manera, se mezclan proyecciones inconscientes que son evocadas por la imagen, actitudes positivas o negativas de la persona que observa la imagen y, al mismo tiempo, también nuestro cerebro desarrolla un proceso cognitivo de “categorización” y “atribución” de rasgos que no provienen de la imagen sino de nuestros prejuicios y creencias. Así, si aplicamos estos criterios a este material debemos concluir en que todo lo que se dice de ambas imágenes poco tiene que ver con lo que estos ministros son en realidad, sino con las proyecciones, actitudes, prejuicios y creencias de quien lo escribió. Y todo esto se puede observar claramente en el lenguaje a través del cual esta persona expresó todo lo que estas imágenes le evocan. No hay que ser muy experto para poder identificar la carga de prejuicios, la descalificación y la burla que está presente en este material. Frente a ello, cabe entonces reflexionar sobre las características de quien escribió esto, sobre sus intenciones y sobre el tipo de sentimientos y pensamientos que nos produce, más allá de lo que pensemos desde el punto de vista político. Se trata de un profesor universitario, es decir, una persona con un alto nivel de estudios cuyo rol en la sociedad es formar a otros. ¿Lo estará haciendo con la carga de racismo y discriminación que transmite al publicar este tuit?

En segundo lugar, asumiendo que si bien es cierto que las fotos “no son las personas” y que estas imágenes poco o nada nos dicen acerca de ellos, podemos hacernos algunas preguntas que tal vez nos ayudarán a observar en la realidad cómo estos dos ministros se van a desempeñar en sus cargos. Así, por ejemplo, preguntémonos: ¿Qué hará cada uno de ellos frente a una disminución del presupuesto nacional? ¿Cuál de ellos mantendrá a toda costa la inversión social y cuál la recortará? ¿Quién de los dos ministros defenderá los intereses del pueblo y quién defenderá los intereses de las transnacionales? ¿Quién de estos dos ministros propondrá leyes que beneficien a la clase trabajadora y quién beneficiará a la clase empresarial? ¿Cuál de los dos apoyará la integración latinoamericana y cuál someterá a su país a los designios de los Estados Unidos? ¿Quién de los dos asumirá y defenderá la educación, la vivienda y la salud como un derecho y quién las asumirá como un negocio? ¿Cuál ministro defenderá y promoverá las privatizaciones? ¿Cuál de los dos ministros defenderá la economía del libre mercado y cuál de los dos defenderá una economía social centrada en el ser humano?

Para nosotros estas preguntas son las fundamentales desde el punto de vista político, para hacernos una idea de quienes son estos ministros, aunque usted puede hacerse muchas otras y desde distintas posiciones. Las fotos no hablan, no actúan, no hacen nada. Son las personas de carne y hueso las que actúan en sus circunstancias reales y a ellas tenemos que conocerlas por sus actos. Es necesario alejarnos del odio, de la rabia, de la descalificación y de la burla que utilizan a través de  este tipo de materiales y disponernos a analizar la realidad en forma crítica y con nuestros propios criterios. Solo así podremos hacer un sano y fecundo ejercicio de la política.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario