17 dic. 2015

REFLEXIONES DESPUÉS DE LAS ELECCIONES 6 D 2015



            El impacto de la pérdida nos ha puesto a reflexionar, cosa que hemos debido hacer   siempre como parte de la disciplina revolucionaria: el ejercicio de la critica y la autocrítica, es algo bueno que nos da  esta terrible derrota, ojala sea realmente oída y no se transforme en un ritual más para seguir haciendo lo mismo.
            Es innegable que estamos (desde que fracaso el golpe de  abril del 2002), en una guerra de baja intensidad, que hemos resistido y combatido desde el sabotaje petrolero. En este último año, tanto la guerra psicológica, como el aumento de la inseguridad por el paramilitarismo y  sobre todo la guerra económica ha producido un fuerte impacto que ha disminuido nuestra calidad de vida y que ha producido el resultado electoral.  La pregunta que tenemos que hacernos es ¿por que esta vez no resistimos como cuando el sabotaje petrolero?
            Hay factores diversos:
1. Durante el sabotaje petrolero también se deterioro seriamente nuestra calidad de vida, pero en la medida que el sabotaje duraba, más los comerciantes  dejaban de percibir ganancias, los más pequeños quebraron y el pueblo resistió el paro porque tenía esperanza y fe en lo que apoyaba.  Ahora el acaparamiento también baja la calidad de vida de todos, pero los acaparadores se enriquecen cada vez más y gente del pueblo (bachaqueros)  actúa en contra y también se enriquecen en contra de los que no ejercen el bachaqueo.
2. Nos ha faltado formación ideológica,  le hemos dado al pueblo muchas cosas a las que tiene derecho y todavía hay que seguirle dando más, pero el problemas es la forma como se da: el mensaje que lo acompaña es de una dádiva de la Revolución, no va acompañado del mensaje ideológico, que indique que el que recibe también tiene que dar en organización, en esfuerzos, hasta en criticas. Le hemos dado al pueblo, pero no hemos empoderado al pueblo, probablemente solo con los Consejos Comunales, en general el pueblo ha sido receptor pasivo y no “participativo y protagónico” . Me viene a la memoria un párrafo de la letra de la Internacional”,  himno que cante mucho en mi juventud: “no más deberes sin derecho, ningún derecho sin deber “. Todo contacto con el pueblo debe ir acompañado de formación ideológica.
3. Se me dirá, que hay en marcha un programa de formación ideológica, pero creo que debemos redoblar esfuerzos en lo que se refiere a formación
4. La guerra mediática es otra cosa que hay que vencer, desgraciadamente, nuestros medios toman una actitud repetitiva y panfletaria que hace que sean pocos los programas que se pueden ver. El usuario siente que hay una rígida línea de la que no se pueden salir. Yo pienso que no se trata de falta de talento de nuestros productores y anclas, sino de que tienen puesta una camisa de fuerza en la que al final todos tienen que decir lo mismo y solo algunos logran hacer algo interesante y que aporte algo al pensamiento revolucionario y  que estimule a pensar al usuario
5.  Las imposiciones que no se deben hacer. Es sabido por todos que en los ministerios y demás instancias gubernamentales, se obliga a ir a empleados que no son chavistas a las marchas, Esto aumenta la concentración, aumenta el prestigio del jefe que los obliga dentro del ministerio y produce un monto de  odio importante en opositores y “ninis” porque se siente humillados, por otro parte esta no es una forma de actuar de un revolucionario. No suma sino resta y constituye a un autoengaño
6. El maltrato a los usuarios de los diferentes entes del Estado, la que va acompañando o no de corrupción o de ineficiencia. Cuando se habla de corrupción se habla  de grandes sumas de dinero, que por supuesto hay que investigar y penalizar; pero también hay pequeñas corrupciones  que hay que perseguir, porque también son un delito y porque producen mucho descontento: me refiero a la cajera del supermercado que bajo soborno pasa artículos regulados aunque el comprador tenga una cédula que no le corresponde comprar ese día o el empleado del banco del Estado que  sin tomar en cuenta una larga fila de usuarios pasa  y atiende primero a los empleados de la Central Madeirense que le  guardan la harina y la leche cuando llega o que atiende un gestor que lleva 25 solicitudes de tarjetas de crédito mientras  los usuarios esperan toda la mañana y si alguien protestas su solicitud es rechazada. A esto se agrega la mala voluntad para atender a la gente, en la que se trata de decirle cualquier cosa en lugar de  poner interés en resolverle el problema. Cuando gano  la Revolución se atendía bien en las oficinas públicas, ahora, con contadas excepciones, se trata al usuario como su se le estuviera haciendo un favor.
7. La clase media, hemos descuidado a la clase media que se siente excluida.. No debemos olvidar que hay un potencial revolucionario en la clase media, en todos los países del mundo y en todos los tiempos, importantes líderes han salido de la clase media, sin embargo nosotros la hemos dejado de lado.
8. Lo económico: Es lo más importante en este momento, tan importante que ha logrado desplazar  en el discurso de la oposición a la inseguridad que también es un tema prioritario. No tengo mucho que sugerir en este tema tan especializado, solo que es urgente que se tomen medidas económicas que las vea el pueblo.
Lo positivo:
1. El reconocimiento del triunfo de la oposición  es un hecho  que combate la opinión internacional de dictadura y combate el descrédito de CNE, mejora nuestra imagen y  desarma argumentos contra Venezuela
2. El 43% de votos duros en condiciones económicas tan adversas son un capital
3. Los Chavistas descontentos no votaron por la oposición, sencillamente no votaron


            A.T
Psicólogo clínico
Psicoterapeuta


No hay comentarios.:

Publicar un comentario