30 ago. 2015

CHÁVEZ FUE UN AVATAR




“El rol de los avatares o grandes maestros es el de romper con viejas ideas, costumbres o estructuras y abrir nuevas sendas al desarrollo más pleno de la condición humana. Son espíritus adelantados a su época, con la misión de elevar la conciencia colectiva. Muchas veces son perseguidos, acusados, y asesinados, pero, por lo general, con la misión cumplida, su obra no muere, sino que trasciende y se hace eterna. Aparecen en un tiempo y espacio determinado para iluminar”. (Bernardo Gómez: Fuente: http://www.viceversa-mag.com/author/jose-bernardo/)
Chávez fue -y es- el “HOMBRE NUEVO”, pero no lo sabíamos o no lo habíamos visto. Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Chávez es la síntesis de lo mejor de las mujeres y de los hombres de Latinoamérica. Parecía -o era-, mejor dicho, ES un Avatar. Ya nuestro pueblo le está haciendo altares, prendiéndole velas, pidiéndole milagros. Prócer, ya es.

Es que ese hombre era un santo y un guerrero; un guerrillero y un militar; comandante y soldado; un presidente y una brizna de paja; un hombre tierno y fuerte; cantor y mal cantante; hombre de pueblo y primer mandatario; varonil y feminista; pedagogo e inflexible con la flojera y la ineficiencia; generoso al extremo y celoso con los recursos del pueblo -porque los gringos son unos pillos-; antilatifundio, antieclesiástico y cristiano, santero, evangélico, creyente de los espíritus de la sabana. Zapatista, Kirchnerista, Maoísta, Troskista, Marxista, Leninista, Zelote, Bolivariano, Sucrista, Peronista, Alfarista, Martiano, Sandinista, Guaicaipurista, CamiloTorrista, San Martinista, AbreuLimista, Torrijista, Nasserista, Guevarista, Fidelista….. Venezolano, Cubano, Colombiano, Boliviano, Ecuatoriano, Peruano, Haitiano, Americano, Palestino. Hombre del mundo. HOMBREFUERTECONCORAZÓNDEMADRE.

Buscó soporte en lo suyo –el pueblo- y en los suyos: Bolívar, Rodríguez, Zamora, Miranda; se alimentó del pensamiento libertario: Cristo, Marx, Mészáros, Nietzsche, Mariátegui. Su fuente de inspiración intelectual y estratégica indudablemente que fue el Libertador. El Mayor General Pérez Arcay afirmó, en sus palabras de despedida al presidente Chávez en la academia militar el 15 / 03 / 13 que: “Chávez buscó su destino en los sueños de Bolívar”. (J.P. Arcay, en: AVN / Aporrea.org . 15/03/2013)

Dijo que ha filosofado en esta etapa de su vida, que: “A uno le mueven los pisos del alma, del espíritu, lo llevan a reflexionar y esa es bendición de Dios, de los regalos de Dios en esta etapa de mi vida. Reflexionar en profundidad y buscar allá en las profundidades, en la profundidad más profunda, donde quizá nunca llegué en esta vida, a pesar de los años que uno ha vivido”. Agregó: “Es como que Dios dijo: Mira más allá, vete más a lo profundo de la oscuridad y mira como las lechuzas, como el águila, vuela más alto, o húndete más profundo, en el fondo es lo mismo”. (Presidente Chávez: Fuente: Diario Ciudad Caracas: 22 / 08 / 11. pág. 3)

¿Qué fue lo que hizo o utilizó Chávez para su obra? El amor fue la fuerza de Chávez para superar la pobreza y la dominación. Chávez fue un alquimista que hizo magia para vencer la vergüenza que sentía gran parte de la población venezolana y la transformó en orgullo, en dignidad, porque la vergüenza por lo que se es y por el origen, es una traición contra uno mismo y con la patria. Combatió la vergüenza de ser pobre y se asumió como el Arañero de Sabaneta, como “el indio que soy, el negro o el zambo”, combatiendo así, al racismo hacia lo propio. Se sintió orgulloso de su gente, de su música y de su llano. Nunca sintió vergüenza ni desprecio por su cultura, ni por su gente. Jamás sintió vergüenza de ser venezolano ni barinés. Levantó el orgullo de ser indio, de ser negros, de ser llanero, de ser pobre, de ser mujer.

Nunca sintió vergüenza de asumir la enfermedad y la muerte. No la encubrió, al contrario, se presentó ante su pueblo con sentido de dignidad, con coraje, con fe y la acompañó con un canto a la vida.

“(…) sólo denme un día libre, un día pa´ mí; y se fueron y me dejaron. Entonces me fui al baño y bueno, lloré y lloré, por mis hijos y por mi país, como lloré el 12 de Abril, yo solo frente a un espejito allá en Turiamo. Lloré y lloré como la canción, lloré y lloré; y me preguntaba: ¿Por qué a mí? ¿Por qué a mí Diosito mío? Y dije: Bueno, bien. Al final, al rato estaba solo todavía y como mirándome y riendo ¿Bueno Chávez ahora un cáncer pues? ¿Qué, qué?, ¿Que tengo cáncer? ¿Bueno y qué? ¿Quéjeso pa’ mi? Y entonces empezó aflorar el llanerito aquel, el llanero que soy, el venezolano, el luchador, el corpus soldado, el soldado y luchador y me miré a los ojos y dije ¿Y qué es eso pa´ mi?, Como el 11 de Abril ¿Qué es eso pa´ mi? y terminé asumiendo y me dispuse pa’ la batalla. Y después llegó Adán, nos dimos un abrazo y a las muchachas las llamé y les dije: “Bueno asumamos esto”. (Fuente: Entrevista con José Vicente Rangel en la Academia Militar el 07 / 08 / 2011; VTV)

Chávez nos dejó su concepto de pueblo: “Pueblo no es un poco e` gente, una sumatoria de individualidades. Pueblo es como dijo Rouseeau: Una multitud y un conjunto de gente que bebe de la misma fuente histórica, con conciencia pero además con un proyecto común; sino, eso es un reguero e` gente, un reguero e` gente” y mientras tanto la burguesía se roba el dinero y el imperio hace con nuestra patria lo que le da la gana. Es la voltereta de la historia, porque nosotros somos los descendientes de los derrotados de siempre”. (Chávez a su llegada de la Habana–Cuba. Aeropuerto de Maiquetía el 7/12/12. VTV)

Nos dejó sus palabras e ideas sobre la lucha: “Cuando las tropas están desplegadas en batalla, si el objetivo está claro, si sabemos cuál es el enemigo, no tenemos que estar conversando todos los días para ponernos de acuerdo, sino que los comandantes de la batalla, especialmente los jefes de la batalla tienen que desarrollar la situación sobre la marcha, porque nada está planificado”. (Primera Asamblea Nacional del GPP, Parque Central. 19/04/99. Pensamientos del Presidente Chávez. Compil. Salomón S. Sarfati. Edic. Correo del Orinoco. 2011)

Sobre la ética y la moral del revolucionario, nos dijo: “Mucho más que el dinero, hace falta: capacidad, conciencia, coordinación, inventiva, creatividad, ¡Eso hace mucha más falta que el dinero!”. (Taller de Alto Nivel. El Nuevo Mapa Estratégico. Caracas. MP P Comunicación e Información. 2005).

Sobre el ejemplo del líder, no señaló: “No hay nada mejor para educar que el ejemplo, el buen ejemplo de desprendimiento, de trabajo incansable, de honestidad, de humildad; ése es el mejor mecanismo para la educación cívica”. (Discurso con motivo de los primeros cien días de gobierno. Palacio de Miraflores. 13/05/99).

Nos dejó una tarea pendiente. El gran desafío; Los Cinco Objetivos Históricos del Chavismo: 1) Mantener la independencia nacional; 2) Profundizar el socialismo en el país; 3) Convertir a Venezuela en potencia; 4) Acabar con unipolaridad del imperio, y 5) Contribuir a la salvación del planeta.

Chávez brotó de la tierra barinesa como una tapara, se alimentó de lo mejor de la historia y de las tradiciones de su pueblo y de la sangre rebelde de nuestros antepasados; se cultivó de la praxis de nuestros libertadores en cuya cabeza estaban Bolívar, Rodríguez y Zamora; tenía el escapulario protector de su abuelo Maisanta y el ejemplo amoroso de su Mamá Rosa, junto con sus bendiciones; se hizo soldado para desempolvar el espíritu libertador de nuestro ejército, echándose sobre sus hombros el decoro y la vergüenza del verde oliva; vivió sintiendo el drama de los desamparados y los acompañó en sus catacumbas, supo hacer una lectura correcta de su momento; consultó la bitácora del Libertador y se dispuso a convocar a los “ciudadanosoldados” de hoy para cumplir con el sueño de la Gran Patria y la Hermandad Americana. Al igual que Bolívar, también fue el hombre de las dificultades, y lo que no hizo, por hacer está. Volvieron hecho millones. Como herencia, Bolívar nos dejó el Bolivarianismo y Chávez, nos sembró el Chavismo, su modo de ser y hacer.

Amado comandante, nos dejaste una patria y una canción para nuestros momentos de dolor, de angustia, en nuestras soledades, para tararearla en la camioneta, en el baño, en el metro, en las marchas con los camaradas y frente al adversario, nos dejaste tu voz echa música para todos los días y para las futuras batallas por venir ….

Al rumor de clarines, guerrero,
ocurre el blindado, ocurre veloz,
con celosos dragones de acero,
que guardan la patria
que el cielo nos dio…
Patria, Patria, Patria querida,
tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol,
Patria, tuya es mi vida,
tuya es mi alma, ¡tuyo es mi amoooooooooor!

Ojala y se apareciese Cristo y le dijese:
.- Chávez, levántate y anda.
Pero -Por Ahora- anda por cielos y tierras.

Si Dios se lo llevó,
fue porque a él le gustó el socialismo que Chávez estaba haciendo aquí en Venezuela
y seguro que lo tiene haciendo la revolución en el cielo”.

Mg. Fernando Pérez
Psicólogo clínico
Psicólogo del Desarrollo Humano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario