21 jun. 2014

HUGO CHÁVEZ LA INSPIRACIÓN DE UN NIÑO, EL AMOR HECHO MILLONES


¿Qué de mí?
De lo que fuiste
Lo que dejaste.
Cinco de marzo
Apágose el fulgor de tu vida.
Corazones rotos,
Sacudón de vidas.

¡Consternación! ¡Angustia!
Eran, son millones las Ilusiones enlazadas.
Revolución de Esperanzas
Bolívar había vuelto a desenfundar su espada. 
También yo, ayer niño, cifré esperanzas
Cómo no hacerlo.
Venezuela toda se trepó en el cabalgo de tu canto.

Día aquél
Tras tu caravana
Corrí con la sola pasión que abraza a un niño.
Era la carta de mi vida
Puño y letra, lágrimas caídas.
Solo pedí, Comandante amigo
Hacer lo que ya señalaba tú destino

Nación y Patria
Te has ido, pero has cumplido.
No hay pueblo huérfano.
Padre responsable,
Duro Trabajaste
Mucho sembraste,
¡Hoy segamos!

Estruendo de voces sollozan tu partida
La Patagonia,
El Cabo de Hornos,
El viejo continente
Inhóspitos confines de esta tierra
Donde quiera hubo lugar
Donde quiera palpitar,
Donde quiera existió un hambriento,
Tu mensaje FUE ALIENTO.

COMANDANTE AMIGO admiro tu grandeza,
Sorprendiste al mundo
Por tu bravura.
Con tú sinergia reuniste pueblos
Hermanasteis amistades allanadas por la insolencia del tío
Vestiste siempre de Arrojo y coraje
Para el rescate de oprimidos y olvidados. 
Desolados pueblos les preñaste de esperanzas
Han parido la confianza
Hoy te dan gracias.

Neruda dijo de Bolívar que volvía cada un siglo
Diremos de ti que nunca te fuiste.
No hubo destierro
No hubo tormento
Se te pagó con amor
No araste en el mar.
No le llores sultana del Ávila
No lamentes su partida
Su innata capacidad
Poseído de virtudes
Presagió su inevitable marcha
No pensó en agonías
Desterró el sufrir
Dedicóse a vivir.

Pueblo él te amó
Recordarán generaciones de este tiempo,
De otros siglos
Gobernante digno,
No por sus excesos
No por sus mazmorras
No dio cuartel
Contra la pobreza
Hecha hambre,
Hecha desdichados,
Hecha desterrados.

¡Qué desconsuelo!
La Venezuela que encontraste
Vivir como menesteroso,
Extraño en tu propia tierra.
Tu mi Venezuela
Pobres en una tierra preñada de riquezas
Yugo tiránico
Sometimiento
Amor fingido
Democracia mancillada  
Condenados,
Mi pobre país rico
Riquezas: ¿De quién para quién?
El derecho de saber

¡Qué glorias!
La Venezuela que dejaste
Acaso trescientos años no bastan, dijo aquel recordado majadero,
¿Acaso 40 años de ignominia no son suficientes?
Se preguntó este majadero de nuestro tiempo.
Hubo respuesta,
¿Quién espera?,
Cuando el rezar ya no basta.
Te hizo libre,
Quebrantó tu yugo,
 Te devolvió lo que nunca debiste perder.
Libertad, soberanía, dignidad y hambre
Hambre no de pan
Hambre de vivir,
Hambre construir

¡Vamos carajo!
A transitar con generosidad,
Estando emancipados,
Vivamos  en justicia su legado.
Tu majadero de nuestro tiempo,
Sosegando tu espíritu te hiciste terco,
Te hiciste incrédulo
La patria te premie y el cielo no te olvide

La poesía y el Canto
De Neruda, de Benedetti, de Alí
Penetraron en la piel de tu pueblo
Tus palabras llanto
Tu llanto  romance
Tu proeza se hizo poema,
El Samán de Güere fue testigo,
Tu poesía fueron obras
Tus obras la dignificación de un pueblo que dice: Hugo gracias por tanto. 
Autor: Jackson Galindo


No hay comentarios.:

Publicar un comentario