13 jun. 2013

EL RUMOR, UN ARMA EFECTIVA.



Uno de los instrumentos más efectivos para la  persuasión de las masas y para influenciar  el pensamiento colectivo es sin duda, el rumor. Del latín rumor, significa voz que corre entre el público. Ruido confuso de voces.

Mucho se dice en lo cotidiano sobre el rumor, todos parece que sabemos de él, por supuesto es absolutamente  antitético y nocivo. Además tiene muchas formas de ser trasmitido y de acuerdo con los recursos con los que se cuente es muy eficaz, por supuesto los recursos también se relacionan con el objetivo del rumor. La forma o los medios para divulgarlo varían, pueden ser desde  espacios cerraditos de algunos grupos, que se conocen  como chismes de pasillo hasta la articulación  planificada y orquestada en  medios de comunicación masivos.
Pero, ¿de que se trata de verdad el rumor? ¿Para qué sirve? ¿Qué hay detrás y cómo funciona? ¿ qué podemos hacer? En nuestro país, tenemos años sufriendo de guerras de rumores, que han hecho a buena parte de la población vivir de una zozobra a otra, los hay de toda clase y por más que sepamos que es un rumor, siempre dudamos,  cualquiera sea nuestra afinidad política la duda siempre se siembra. La oposición es realmente buena en esa empresa, dispara rumores tan bien orquestados que su éxito es obvio, nuestras filas no solo dudan sino que muchas veces lo creen, detallemos el rumor y su uso político.
No es algo nuevo, José Vicente Rangel dijo en una oportunidad que la empresa más productiva en nuestro país era la del rumor.
“El rumor es la comunicación masiva y difusa, centrada en la información de que un hecho de características no explicitas va a suceder
Es un mensaje subliminal susceptible de ser realimentado e intercambiado, este tiene un contenido manifiesto y otro latente. La transmisión en cadena que caracteriza al rumor tiene como punto de partida un hecho real pero distorsionado (Riviere, 1967)
Es un mensaje absolutamente ambiguo,  va directo a las emociones, llega de forma irracional y su contenido subliminal termina siendo una especie de acoso social. Genera además de las diversas emociones, casi siempre negativas, produce acciones que fortalecen el rumor y lo distorsionan potencialmente haciendo que incluso en momentos se convierta en algo real.( por ejemplo, va a escasear tal producto, esto alienta tanto hacer las compras que efectivamente se agota, lo cual certifica la credibilidad del rumor inicial)
El rumor se expresa de múltiples maneras: en forma de falsa información, de prejuicio, de historias personales ilustrativas que se convierten en globales, en ciertas formas de teoría del complot basadas en una supuesta intriga secreta, de leyenda urbana, etc., y se transmite de forma «viral» a través de redes sociales, como si se tratara de un mecanismo de influencia destinado a distraer la atención o a provocar confusión en la sociedad
Las redes sociales como el faceboock y el twitter hace que la propagación de esa información se extienda tan rápidamente que no podamos identificar cuando nace y done lo que hace más difícil contrarrestarlo.
La información comienza, la persona lo escucha siempre con una referencia en lo real  “mi mama que es vecina de…. escucho….”  o “el vecino de mi primo, que es plomero en la casa de X le esta haciendo un trabajo de X cantidad, el dice….” eso le da un sesgo de credibilidad al estar personalizado siempre parte de algo “real” y cuyo testigo supuestamente existe es decir con esos argumentos no parece un chisme es de alguien que conoces o cerca de quien conoces..Como en realidad no sabe que es un rumor y además hay una tendencia humana a confiar en las personas,  la persona que lo escucha se convierte en multiplicador de ese rumor, asi que es también un emisor, que agrega parte de la  fuente real  “ un pana, pana mío, muy cercano a mí,  que trabaja conmigo tiene un vecino que…”

El rumor provoca injusticias y conflictividad social, genera desconfianza en la sociedad, que puede degenerar en la ruptura de la convivencia y del respeto por la diversidad.  Hay que tener en cuenta que el rumor se mueve entre la sociedad a través de tres procesos mentales: la percepción que lo reviste de veracidad; la retención que lo generaliza y la narración que lo perpetúa y lo difunde. Combatirlo nos proporciona sentido común y estratégico, sentido crítico y de ciudadanía. Además de paz mental porque al llegar a lo emocional genera sentimientos y emociones muy fuertes, negativas que alteran la salud de las personas.

Dicho de la manera en que se conforma genera curiosidad, seducción y esos dos ingredientes hace o permite que se genere con rapidez, siempre confunde, es irracional, absurdo, anónimo, y su objetivo es generar caos, incertidumbre, dudas, miedo y en ocasiones pánico y descontrol.
Los rumores son frecuentes cuando hay un clima de ansiedad previo por eso en los momentos álgidos de nuestra realidad política encuentran el ambiente ideal para aparecer y expandirse,  frecuentemente pasan  también a  conductas desorganizadas , sobre todo cuando producen miedos o pánico, para ello el rumor debe lanzarse en un terreno abonado previamente. Como en nuestro caso, debemos analizar cómo se va preparando el terreno, eso es también el soporte que da veracidad al rumor.

La cantidad de personas a las que se les ha escuchado el rumor, mayor tendencia a retransmitirlo, independientemente de que sea real o no, su  ambigüedad o importancia la repetición va a reforzar la creencia y agregar fuerza al rumor. .Los rumores surgen de una atmósfera de incertidumbre general

El factor de atracción más poderoso del rumor consiste en la dependencia emocional que crea y su gran capacidad de dispersión. Es un mensaje simple y breve, cuyo contenido pone en peligro nuestros intereses, cosa que no podemos tolerar y ante la cual nos rebelamos, extendiendo todavía más el mensaje.         

¿Como hacemos para desactivar el rumor?, partimos que si tenemos dudas sobre su veracidad, debemos entonces buscar la fuente de inicio del mismo, la semana ante pasada corrió el rumor de una nueva devaluación, en medio de un clima de tensión y de descontento por la ausencia de artículos de necesidad de los venezolanos, artículos puntuales que nos involucran a todos los que vivimos aquí en Venezuela, independientemente de su clase social, religión, política… desaparece, la harina de maíz pre cocida indispensable para hacer nuestras arepas, comida presente en casi todos los hogares venezolanos, la mantequilla o margarina con la cual acompañamos la arepa, posteriormente los artículos de higiene personal que también son indispensables, el papel toilette, jabones y pasta dental, ese descontento, y la motivación hacia la intolerancia hace que además los rumores de escasez crezcan, había habido un aviso previo a esta escasez, entonces comienzan a correr los rumores, que va a faltar la leche, que si la pasta, que si el trigo y  todos a correr a comprar cosas por demás e innecesarias atentando además a nuestra salud y a los valores individualistas que refuerzan aquello del “Vivismo del venezolano” vi personas llevar medio carrito de supermercado de margarina y de pasta, me pregunto ¿cómo será la salud de esa familia con semejante alimentación? Esta idea “cierta” de escasez se mezcla con la incertidumbre de inestabilidad política, desconfianza en los poderes, combate y ataque a los programas del gobierno en aras de mejorar la seguridad,… pues bien preparado el terreno, el rumor que faltaba una nueva devaluación!!

No puede sorprendernos, entonces que nuestras propias filas duden y lo crean “aquí estoy molesta, al final de la semana viene otra devaluación” “ No sé qué va a hacer Nicolás pero esto ya es inaguantable”, “ “¿qué piensas que va a pasar con la devaluación que esta anunciada que haremos? Al preguntar como sabe eso? O de dónde saca la información la respuestas son casi de librito “El Banco Central de Venezuela” “Me lo digo mi pana que es vice ministro de planificación y trabaja con Giordani” Donde lo leíste? Como crees eso si eso no es una información confiable? Llamar a la critica incluso desde el análisis del sentido común, hace que por lo menos la duda de la veracidad se plasme. Efectivamente las personas con quienes converse estaban deprimidas, angustiadas, ansiosas… emocionalmente afectadas alteradas

Algunos autores recomiendan pasos para desarticular el rumor, lamentablemente las redes sociales y los medios de comunicación masiva no ayudan, porque al pasarlo cada vez más personas enterarse comienza a ser difícil el combate incluso por las mismas redes, una dato importante es que ya si es de las redes hay que dudar. Pondré algunos de ellos

La BAR (Brigada antirrumores) consiste en un grupo implicado en la desactivación de un rumor. Este grupo utiliza el propio mecanismo del rumor para difundir contrarrumores con información veraz y contrastable.  Cada persona del grupo se compromete a captar a tres personas, las cuales deberán generar una cadena de diez personas más cada una, vinculando a un individuo de confianza en cada fase del proceso. La BAR forma, informa, y diseña estrategias para desactivar el rumor. Un rumor está vivo mientras tiene influencia social. La necesidad de incorporar la costumbre de cuestionar las informaciones que pensamos que pueden ser rumores, desactivando sus ambigüedades.
El contrarrumor. Qué es y cómo crearlo: la forma más efectiva de desbaratar un rumor es crear un contrarrumor. Se trata de difundir verdades que contrasten el efecto provocado por el rumor Utilizar datos reales en momentos determinados, el contrarrumor debe ser claro y sencillo e incluir la totalidad del concepto. Es importante tener preparada una buena batería de contrarrumores, dominar las redes de influencia y utilizar tantos canales formales e informales como sea posible.   Se trata de proporcionar y estimular el uso de técnicas concretas de comunicación en la vida cotidiana, que hagan de cortafuegos de los rumores. El modelo de precisión en el lenguaje: impugnar constantemente la ambigüedad

La estructura social y política de la revolución bolivariana se adecua a esta estrategia, las UBCH, Ell gran polo patriótico, los consejos comunales,  siempre pensando en la carga emocional que significa ese contra rumor, estamos atacando rumores cuyo sentido y aceptación se basa en la carga emocional. Solo con la razón no lograremos éxito. Debemos ser también sistematicos, crear el contrarumor de manera continua, emocionalmente intensa y tener pruebas reales que cuestionan el  rumor, es decir la información veraz, real y verificable.

Otra técnica sugerida   es    convertir el rumor en algo absurdo y ridículo.lo cual es muy propio de nuestra idiosincrasia, algunos tips
1.  Cuestionar cualquier ambigüedad.
2.  Identificar y localizar el rumor.
3.  Determinar el grado de extensión y la estrategia a seguir.
4.  Actuar masivamente.
5.  Aprender a dominar el uso de la dependencia emocional social para el «bien
    común».
6. Identificar la fuente e intentar que colabore.
7. Buscar adhesiones para la causa, así como referentes sociales.
8. Todo rumor social es susceptible de ser verificado.
9. Todo rumor es una forma de persecución social.
10.Se puede crear una brigada antirrumores.

En esta guerra psicológica que vivimos una manera de defendernos es dar herramientas a nuestro entorno para no caer en las emociones que tanto daño nos hacen, no es solo con formación, debemos atender y entender que esto es irracional, se maneja en el mundo de las emociones y no en el de la razón, debemos hacer visible estas cosas, hay expertos en rumorología, como jj Rendón y sus objetivos son muy claros el apoyo inmenso, nosotros en nuestras trincheras ayudemos a mejorar los desequilibrios que enfrentamos día a día .
Para finalizar otros datos que encontré, mis referencias son de internet simples nada rebuscadas de fácil acceso a todas y todos
Prevenir y manejar los rumores
1.       "Cortar" la inercia social.   Trasmitir la idea de que una historia, aún contada con cuidado, tiende a deformarse.
2.       Atender a la credibilidad de la fuente. Buscar cual es la fuente de información y comprobar la veracidad de ésta
3.       Disminuir la ambigüedad de la situación y otras características de  ella que provoquen ansiedad.     Algunos pasos para disminuir esa ambigüedad son: a) valorar las consecuencias negativas de transmitir o no una información poco contrastada. b) concretar a quien transmitir la información y cómo hacerlo. c) valorar las implicaciones que puede tener para el grupo la difusión de la información poco contrastada.
4.       Intentar anticiparse a los rumores (información, coordinación, etc.). Una buena forma de afrontar los rumores es facilitar información adecuada y fiable tan pronto como sea posible. La información no debe incluir sólo lo que ha sucedido, sino lo que puede ocurrir y cómo enfrentarlo.   Los rumores negativos circulan mucho más rápido e impactantemente que los desmentidos positivos, por lo que resulta necesario insistir más en la información positiva, ya que ésta circula con menor rapidez

Mas interés: El Rumor: Un análisis epistemológico. Michel Ritter 2000. 

Lic. Ovilia Suarez 
Psicóloga del Desarrollo Humano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario