24 may. 2013

ACERCA DEL VALOR DEL RESPETO

-->
Entre los hombre así como entre, las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz
Benito Juárez
Aun cuando para alguno, el tema de los valores les suene trillado o chapado a la antigua, es un hecho ineludible, que para convivir existen valores claves, sin los cuales se estimula a la sinrazón o puerta al caos.
El valor Respeto y el valor Tolerancia hacen una fundamental simbiosis para facilitar inclusión en sana convivencia entre los individuos.
Algunos pensadores plantearon, en un momento dado que, el hombre era una suerte de “animal político social” otros ciertamente enfatizan el hecho de que se es gregario por naturaleza, finalmente, como el conocimiento avanza sobre las discrepancias, hoy se sostiene que el ser humano es relativamente gregario, porque no se relaciona exclusivamente, ni como enjambre (las hormigas o las abejas), ni en aislamiento, (tigres o los leopardos), sino que es más complejo, porque, le satisface el accionar en circunstancias grupales o bien en privado.
El valor “RESPETO” en la cotidianidad de los seres humanos es clave pero debe darse desde todos y cada uno de los miembros del grupo que componen a la sociedad pero con un ingrediente fundamental como lo es la sinceridad, la cual en modo alguno puede ser confundida con la vanidad.
Vanidad en cierto modo, es el egocentrismo fatuo alimentado en el adulto, para atraer hacia sí la admiración y la envidia, capitalizada y explotada por cierto, por la publicidad para establecer la fugaz moda con el fin de mantener una insana competencia que establece la desigualdad entre los individuos miembros  de un grupo determinado poniendo fin a su libertad.
Podemos entonces definir el respetocomo el reconocimiento incondicional con valoración positiva de la persona tal como es, de todos y cada uno con relación a los otros, considerando la dignidad y acatando tanto las normas establecidas, como los roles que despeñan.
El respeto incluye: la tolerancia la sinceridad, en natural consecuencia, excluye: los antivalores, porque estos son los factores que aniquilan su verdadera esencia atentando contra la unión construida, cuales son: el egoísmo, la vanidad, la mentira, el acoso, la calumnia, el engaño, ofensas, ironías, la violencia como instrumento para imponer criterios; elementos del desamor que indefectiblemente conducen a odio y al caos como terreno fértil para toda guerra
Permanecerá el respeto solo si se da y se es objeto de un trato amable y cortés; en y desde todas las partes que integran un grupo interactivo en cualquier área de nuestro quehacer en tanto ser humano que no es superior a nadie.
Cuando se da la continuidad del respeto crecen vigorosamente: armonía, salud, seguridad y cordialidad. Se facilita comprender y ayudar a superar las limitaciones ajenas mientras las haya y a la afirmación de las virtudes de los otros. Reconoce a la autonomía de ser humano y el derecho a ser diferente.
Como conclusión: Cada derecho lleva intrínseco un deber, en consecuencia el derecho a ser respetados por los demás en nuestro modo de ser, de actuar y de expresarnos, exige de nosotros el deber de respetar ése mismo correspondiente derecho a todas las demás personas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario