5 oct. 2014

ROBERT EN DOLOR MAYOR


 
Y si después de tantas palabras,
no sobrevive la palabra!
¡Si después de las alas de los pájaros,
no sobrevive el pájaro parado!
¡Más valdría, en verdad,
que se lo coman todo y acabamos!...
César Vallejo





En la noche del 1 de octubre escuchamos con horror e indignación la noticia del asesinato del Joven Diputado revolucionario Robert Serra y su Compañera María Herrera, la incredulidad, el impacto de la muerte inesperada de dos jóvenes, uno de ellos conocido y querido masivamente por las filas del chavismo ha conmocionado a millones de personas, entre ellas nosotros psicólogos y psicólogas por el socialismo

Las causas de este horrendo crimen son políticas, se asesinó con premeditación y alevosía a dos personas, pero además por lo poco que podemos leer e interpretar fue un asesinato lleno de crueldad, ensañamiento, de alto nivel de violencia, e inmenso odio. Planificado y ejecutado de tal manera que se piensa en acciones paramilitares colombianas. Hechos como este van mas allá de la inseguridad propia de nuestros países, de la violencia conocida, es una “macabra encomienda” con sello político, esto hace que las emociones que emergen sean muy intensas, polarizadas, que confronten el modelo de país y de vida que se tiene y sobre todo, que de manera masiva, trascienda el dolor mayor ante la pérdida de un ser querido.

Al igual que el asesinato de Danilo Anderson y de Eliecer Otaiza  las filas chavistas nos sentimos además de tristes, estamos indignados, la injusticia, la desprotección, la incredulidad se agigantan, el dolor por la pérdida de un líder querido de esta forma duele, duele en el alma. Sin embargo, mas allá de las tendencias políticas el asesinato de un ser humano con tal nivel de crueldad, de maldad, de tortura,  de saña, de  violencia hace que todo ser humano de buena voluntad  se sienta afectado.  Ningún ser humano bueno puede alegrarse, o celebrar esta pérdida y esta acción inhumana, llama la atención cómo los medios no condenan de manera unánime este tipo de acciones. Más aun, en las redes sociales encontramos comentarios francamente fascistas, llenos de la más absoluta irracionalidad, de odio intenso, insensibles y perversas expresiones  de satisfacción por la muerte de Robert.

Ese dolor y ese horror lo sentimos en cada uno de los horrendos actos que podemos ver a diario en acciones del hampa común, del sicariato, del terrorismo, en nuestro país y en cualquier otro, a ninguno lo justificamos, y a ninguno terminamos de comprenderlo plenamente.

Desde la psicología podemos decir que hechos como este son ejecutados por personas muy dañadas emocional y psíquicamente , los autores materiales y los intelectuales, son personas realmente afectadas por experiencias muy duras, condiciones de vida  que destruyeron la esencia humana más pura. Pero el celebrar, alegrarse o simplemente no sentir la mas mínima empatía por el dolor de los otros refleja también una condición humana  muy deteriorada, estamos frente a un ser humano lleno de odio y perversión. ¿Debemos estudiar la pedagogía del horror ,la psicología de la crueldad? ¿para llegar a comprender este tipo de acciones, este tipo de respuestas?

El presidente Nicolás Maduro habló de los niveles de justicia e hizo un llamado a la paz, exige y organiza todas las formas posibles para llegar hasta ellas, claro de las intenciones, sabe que detrás de comentarios insanos y perversos solo se busca la confrontación, la guerra, detrás de esas acciones se busca el desequilibrio del país. El comandante Chávez nos enseñó siempre ver cómo  el águila, desde la distancia que nos permite ver todo el panorama, el pueblo venezolano entiende lo que querían hacer, mas allá de matar a Robert y a su Compañera, entiende mas allá de lo que él representa, entiende lo que en el fondo desean hacer y obtener,  sabe que debe seguir luchando cada vez con más fuerza, multiplicándose,  confiar en el Estado que se construye, en su gobierno que enfrenta los mil demonios, en organizarse y combatir al enemigo real que lo único que quiere es que nos confrontemos y nos destruyamos entre nosotros.

Este pueblo hijos de libertadores y libertadoras debe incrementar la conciencia, la vigilancia, el debate y aun en dolor mayor, luchar por la alegría de la vida, con justicia social y paz.

La muerte de Robert nos golpea, nos horroriza, nos impacta,  su vida nos da fuerza, ánimo, lucha, debemos honrarlo con la perseverancia con la lucha permanente en nuestros ideales. El mundo debe conocer contra qué tipo de seres humanos e intereses nos enfrentamos y después tomar partido si se está con quien hace algo como eso o con quien lo combate.

Nosotros apoyamos el amor, la paz, la justicia social, la equidad, la vida, como Bolívar, como Chávez, despreciamos y condenamos contundentemente el odio encarnado en estos asesinos.

Robert y María, mártires de la revolución bolivariana, su lucha sigue.
Venceremos!

3 comentarios:

  1. A TODA VIDA ARAGUA, LA ESCUELA DE PADRES A TODA VIDA Y MI PERSONA PSICOLOGO OLIVER FERNANDEZ NOS UNIMOS AL LUTO NACIONAL POR EL VIL ASESINATO DE UNO DE LOS LIDERES MAS JÓVENES Y APASIONADOS QUE HA PARIDO LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA. ROBERT SERRA EXTRAÑAREMOS TUS ASERTIVOS Y JUSTICIEROS DISCURSOS Y JURAMOS HOMENAJEAR CON NUESTRA CONDUCTA REVOLUCIONARIA TUS INTENCIONES NOBLES DE LUCHAR POR LA PATRIA SOCIALISTA. HAREMOS JUSTICIA PERO ADEMAS TRABAJAREMOS INCANSABLEMENTE PARA PARECERNOS CADA DÍA MAS A LIDERES COMO ROBERT Y COMO CHAVEZ Y CONSTRUIR ASÍ UN MUNDO MAS HUMANO, MAS JUSTO, MAS EQUITATIVO EN FIN MAS SOCIALISTA!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Así es, la triste hora nos conmina como personas, como profesionales, como revolucionarios, como colectivo a que alcemos nuestra voz y la de esos dos jóvenes mártires, para hacer que se escuche el mensaje de la paz y este se sobreponga con la justicia a la demente violencia que los opresores de siempre quieren imponerle a nuestro país, a la América toda y a los nobles pueblos de la tierra. Robert por Pueblo te atacaron, por Joven te sacrificaron, por Chavista te asesinaron, por torpes te inmortalizaron. Honor y Gloria a Robert y Maria camaradas revolucionarios, la Patria vive en su recuerdo. Mayra

    ResponderEliminar